Instrucciones de mantenimiento

Para que los productos Hi-Tec tengan una vida prolongada debes tener en cuenta el uso correcto y mantenimiento adecuado de los mismos.

Te recomendamos que antes de calzar cualquier bota o zapatilla compruebes que no queden residuos en su interior como piedras, trozos de madera u hojas, etc. Esto podría dañar el forro  y la membrana. También puede llegar a causar daños en la estructura interna de la bota llevar las uñas largas, pues podría perforar la membrana afectando su acción impermeable.

La piel es un producto natural cuya larga duración depende solamente de que retenga su grasa natural. Por lo tanto, el calzado de piel debe limpiarse cuidadosamente después de su uso y de manera regular para alargar significativamente la vida útil del producto.

Si no lo mantenemos o lo limpiamos con productos inadecuados, corremos el riesgo de dañar nuestro calzado, pues los poros de la piel pueden obstruirse con partículas de polvo o con restos de productos de limpieza, disminuyendo su capacidad de transpiración.

Independientemente si el calzado es de piel o su corte incorpora materiales sintéticos, si está húmedo o tiene adherido restos de barro y suciedad, antes de limpiarlo te recomendamos remover las plantillas para disipar la humedad, así el calzado se secará mucho más rápido.

Si lo requiere, las plantillas y los cordones pueden lavarse para un mejor mantenimiento.

Rellena el interior del calzado con papel, puede ser de periódico, para ayudar a absorber la humedad y mantener la forma del calzado. Déjalo secar y procede a su limpieza.

Nunca expongas el calzado a fuentes directas de calor como un radiador, meterlos en la secadora  o dejarlos directamente al sol, pues la piel se quema (se vuelve quebradiza y se contrae) Esto se traduce, a menudo, en rasgones irreparables, especialmente en las zonas donde se forman pliegues al caminar. Los ganchos y remaches también participan de este mal efecto al contribuir con la tensión en el calzado si ha sido secado artificialmente. Asimismo el material utilizado en el piso se deteriora por la exposición a fuentes de calor.

Importante: NUNCA metas el calzado en la lavadora para evitar su deterioro.

Para los niveles normales de suciedad, una suave cepillada bajo el agua corriente tibia será suficiente.

Si el calzado está muy sucio, una vez se haya secado bien, te recomendamos retirar la suciedad  con un cepillo en seco. Posteriormente puedes lavarlo con agua corriente y, si es necesario, porque las manchas son persistentes, limpiarlos con un trapo humedecido o un cepillo de cerdas finas en una solución acuosa limpiadora o con espuma seca adecuada.

También repasa el piso del calzado y elimina restos de barro seco y piedras incrustadas que dañan el caucho.

En caso de manchas de grasa:

Este tipo de mancha es difícil y casi imposible de eliminar, sin embargo, te indicamos algunos tips para disimular:

  • Es importante limpiar el producto de inmediato, ya que con el tiempo las manchas de grasa o aceite son más difíciles de tratar.
  • En el caso de manchas en nobuck y serraje comienza pasando un cepillo de cerdas blandas a contra-pelo (en dirección contraria)
  • Luego debes aplicar un poco de talco o tiza rayada sobre la mancha y déjar que actuae durante un tiempo (1 día puede ser) De esta forma absorberemos la mayor cantidad de aceite o grasa posible para luego eliminar los restos que queden en la superficie. Para ello sacude con un paño la mancha, nunca frotes la superficie.
  • Pasa nuevamente el cepillo por la superficie. Esto atenuará la mancha, sobre todo cuando es reciente, pero seguramente no la eliminará por completo por lo que te sugerimos reparar el color en todo el zapato para que consigas una resultado más uniforme. Tendrás que hacerlo en los dos zapatos, por supuesto.
  • En el mercado existen reparadores de color especiales para ante y nobuck, ya que estas pieles no toleran las cremas o productos de limpieza con base grasa que apelmazarían las fibras.  Debes utilizar algún  limpiador en aerosol o con base de agua, que te permita una limpieza más profunda que el cepillado.
  • El aerosol es más cómodo de utilizar, pero los limpiadores  en crema se puede encontrar una mayor variedad de colores. Ambos productos aportan una cierta impermeabilización que protegerá los zapatos de posteriores manchas.
  • Antes de aplicarlo recuerda cepillar toda la superficie del producto. Luego aplica el reparador, siguiendo las recomiende del fabricante y finalmente cepilla de nuevo el zapato.
  • Con esto la mancha debería estar camuflada y no notarse tanto.
  • Algunos fabricantes sugieren, para los casos extremos cuando la mancha es muy fuerte y no conseguimos eliminarla o taparla con el procedimiento anterior, aplicar un producto oleoso a toda la superficie del calzado para de esta forma unificar el color. Esto puede generar que los poros de la piel se obstruyan, perdiendo su capacidad de transpiración. Eso sí, el color puede quedar más parejo. Es una opción que mejora considerablemente la estética del producto, pero nosotros no la recomendamos.

Muchas personas aplican cremas, spray o grasa de caballo  a la superficie del calzado para mantener los materiales y restaurar su propiedad hidrófuga. Si bien estos productos hacen que la piel sea más flexible y mejora su repelencia al agua,  la estructura del calzado se ve comprometida si los poros de la piel se cierran y la membrana empleada para brindar impermeabilidad puede dañarse, lo que significa que el producto  ya no transpirará  con una consecuente condensación de vapor en su interior (efecto ¨bota de goma¨)

Hi-Tec no tiene productos específicos para la limpieza del calzado, sin embargo en algunas tiendas de deporte puedes conseguir un kit que contiene spray limpiador de espuma seca y spray impermeabilizante (sin silicona) Suele traer, además, un cepillo especial y una esponja de grano grueso para aplicar el producto. Es importante que sepas que este tipo de productos impermeabilizantes van cerrando los poros y hacen que la piel se vuelva menos transpirable. Por ello no lo recomendamos su uso.

Te sugerimos, si tienes previsto salir con mucha lluvia, el uso de polainas.  Con mucha lluvia la bota puede calar por capilaridad (el pantalón recoge agua, resbala hasta la parte superior de la bota y pasa a el calcetín).

Otro aspecto importante para lograr el óptimo funcionamiento de los materiales y garantizar la transpiración del calzado, es utilizar un calcetín adecuado. Si nos ponemos calcetines de lana, algodón u otras fibras naturales éstas retendrán el sudor y tendremos humedad en el interior del calzado. Un  calcetín de fibras sintéticas ayuda a expulsar la humedad y facilita la transpiración.

En cuanto a las botas de invierno, estas necesitan un tratamiento más frecuente, si se usan en condiciones de frío y humedad, ya que la sal utilizada durante las nevadas para el camino y las carreteras puede causar deterioro en el producto.

Ten en cuenta la información sobre el cuidado de los productos con i-shield® Con el uso frecuente, la superficie de los materiales puede ensuciarse y requiere su limpieza para asegurar que la tecnología conserve su funcionalidad. Para quitar el sucio, o las manchas que no salgan fácilmente, emplee un paño humedecido en agua y limpie la zona dando suaves toquecitos para eliminar las partículas extrañas y secar completamente el producto. De esta forma regeneramos la repelencia a los líquidos. No utilice fluidos a base de alcohol o sustancias químicas, ya que esto puede disminuir o deteriorar las propiedades del tratamiento i-shield® No lavar en lavadora.

La mayoría de forros utilizados en los productos Hi-Tec están hechos de material transpirable que requiere poco o mínimo mantenimiento. La humedad de los pies es absorbida y el proceso de secado es rápido debido a la naturaleza transpirable de los forros.

Nuestros productos, en su mayoría, están elaborados con pieles y materiales con tratamiento hidrófugo. Incluso a los cordones se les da este acabado por lo que pueden ser resbaladizos. Te recomendamos hacer nudos dobles para mayor comodidad. 

También algunos productos Hi-Tec tienen revestimientos antibacteriano. Para evitar aún más la sudoración o la posible acumulación bacteriana, están disponibles en el mercado algunos desodorantes y sprays que inhiben la formación de bacterias y el consecuente mal olor en el calzado.

Para garantizar la forma y la durabilidad de los productos Hi-Tec recomendamos deshacer los cordones antes de descalzarse.

El mejor lugar para guardar tu calzado es en su caja, en un lugar seco y bien ventilado. Nunca lo guardes mojado. Podría formar moho, hongos y pudrir la piel.